Publicador de contenidos
Atrás

Comienzan las obras de construcción del nuevo Garbigune de Zarautz

Se ubicará en la parcela colindante a la sede de la Mancomunidad y tendrá una superficie de 3.265 m². Estará disponible para julio de 2023

24·06·2022


El nuevo Garbigune se ubicará en la parcela contigua a la sede de la Mancomunidad Urola Kosta de la calle Urdaneta y tendrá 3.265 m². La inversión ascenderá a 1.798.144,33 euros y se financiará, íntegramente, con los fondos de la Mancomunidad.

Para la construcción de la nueva infraestructura ha sido imprescindible la colaboración de todas las instituciones públicas de la comarca. Cabe destacar, por un lado, que siendo una infraestructura que requiere una importante inversión económica, la financiación para la construcción del nuevo Garbigune ha sido aprobada con el visto bueno de los dos partidos que componen la Comisión Ejecutiva de la Mancomunidad (EAJ-PNV y EH Bildu). Y, por otro lado, la cesión de uso de la parcela ubicada en Abendaño por parte del Ayuntamiento de Zarautz. “Al tratarse de un proyecto tan estratégico para nuestra comarca, en el desarrollo del mismo hemos querido cuidar, especialmente, el consenso y la colaboración” ha explicado la presidenta de la Mancomunidad Lourdes Salsamendi.  Y ha querido agradecer a todos los representantes institucionales, especialmente al alcalde de Zarautz, Xabier Txurruka, “ya que su trabajo ha sido fundamental para materializar la cesión, y por ende, el desarrollo de la iniciativa”.

Para Xabier Txurruka, alcalde de Zarautz, “este nuevo garbigune es un proyecto de gran importancia para Zarautz y es por ello que hemos tomado la decisión de ceder los terrenos necesarios para la construcción de esta instalación. La ampliación del garbigune está totalmente alineada con el Plan Estratégico Zarautz 2030 y la sostenibilidad, y ayudará a la Mancomunidad a gestionar los residuos generados en la comarca de manera más fácil y eficaz.

Una infraestructura más que necesaria

Con el nuevo Garbigune se adaptará el servicio de recogida a las nuevas normativas de gestión de residuos. Es consecuencia de la apuesta por la sostenibilidad y la economía circular, ya que entre otras cosas, se impulsará activamente la reutilización de los dispositivos electrónicos.

Según Salsamendi, se trata de “una infraestructura imprescindible para el desarrollo de una Urola Kosta limpia, ecológica y sostenible” y, además, “dada la visión pública de la inversión y teniendo en cuenta las necesidades de las empresas, servirá para mantener y promover nuevos puestos de trabajo”. 

La Mancomunidad Urola Kosta gestiona tres garbigunes en la comarca: el primer garbigune se construyó en el año 2001 en Zarautz, después la de Zumaia en 2005 y, finalmente, la de Aia-Orio en 2010. Desde entonces, los sistemas de uso y gestión han cambiado radicalmente y es innegable la necesidad de una infraestructura más extensa.

De hecho, el garbigune de Zarautz es el más pequeño de la comarca y, a su vez, el que más residuos recibe. Según los datos de los años 2020 y 2021, en los tres garbigunes se gestionaron un total de 2.965 y 3.164 toneladas de residuos, respectivamente. Y el mayor porcentaje, de forma significativa, se gestiona en Zarautz: casi la mitad de los totales anuales (49%).

En los últimos años, el garbigune con mayor número de usuarios y registros de entrada ha sido el de Zarautz. La mitad de los residuos depositados a lo largo del año en los tres garbigunes de la comarca se registra en el garbigune de Zarautz. Y en cuanto a los usuarios, los de Zarautz son tantos como la suma de los que utilizan los garbigune de Aia-Orio y Zumaia. La superficie actual del garbigune de Zarautz es de 1.082 m², la de Aia-Orio es de 1.647 m² y la mayor de ellas es la de Zumaia, con 1.8458,50m².

“El nuevo Garbigune de Zarautz viene a impulsar la inversión y reforzar los servicios públicos. Además de ser una infraestructura imprescindible para un desarrollo sostenible de la comarca, también permitirá ofrecer a la ciudadanía unos servicios públicos más adecuados y crear nuevos puestos de trabajo” ha señalado la presidente de la Mancomunidad.

2 años y 3 fases de trabajo

La obra se prolongará durante dos años y la ejecución se llevará a cabo en 3 fases; primero con las obras de construcción del nuevo Garbigune, después con la demolición del antiguo Garbigune (incluyendo las labores de tratamiento de los terrenos contaminados) y finalmente con la urbanización de la zona demolida (se acondicionarán nuevos aparcamientos y se adecuará un nuevo acceso peatonal desde los aparcamientos hasta el colegio La Salle). El nuevo garbigune estará listo para julio de 2023.

 

La nueva instalación de 3.265 m² estará lista una vez finalizada la primera fase. La plataforma principal inferior tendrá un espacio abierto de 1.538 m² para ubicar los 15 contenedores de recogida selectiva. En la plataforma superior, junto a la rampa de subida de vehículos, irán la caseta de control (oficina y vestuarios) y la báscula de pesaje.

Al lado de la caseta se construirá un cobertizo de 120 m² y bajo la plataforma superior un espacio de 305 m², con la intención de, en un futuro, poner en marcha una zona de reutilización para la ciudadanía.

“Ahora que la clasificación de residuos es cada vez mayor y más eficiente, el nuevo Garbigune de Zarautz es una muestra de la apuesta de la Mancomunidad por la sostenibilidad y la economía circular; un hito para construir un futuro más sostenible”, explica Salamendi.